NO HAY DEMOCRACIA SIN MUJERES

admin   febrero 19, 2021   Comentarios desactivados en NO HAY DEMOCRACIA SIN MUJERES

paridad

Diálogo “Participación política de mujeres y feministas en América Latina y el Caribe”

El video completo de este evento puede verse aquí

La participación de mujeres y feministas en las distintas instancias políticas de los países en la región fue el eje del diálogo que se desarrolló de manera virtual el 11 de febrero con ministras de la Mujer e Igualdad de Género y feministas convocadas por el Comité de ONGs para la Condición Jurídica y Social de la Mujer de América Latina y el Caribe – CoNGO CSW LAC. Participaron también funcionarias de organismos internacionales en un debate que reunió a una amplia audiencia de mujeres y feministas, muchas de ellas representando a numerosas organizaciones de la sociedad civil. 

Promover el diálogo entre ministras, representantes de agencias regionales y mundiales  e   integrantes de organizaciones feministas sobre la participacion de mujeres feministas en los niveles politicos de decisión fue el objetivo central de este evento virtual. Durante las dos horas de conversación e intercambios se consideraron propuestas y recomendaciones para ampliar la participación de mujeres en los niveles políticos de  decisión  incorporando la interseccionalidad y eliminando la violencia que las afecta.

Exigir la paridad democrática para cargos electivos en todos los niveles es una prioridad para ONU Mujeres, tal como lo expresó María Noel Vaeza, Directora Ejecutiva Regional de ONU Mujeres LAC. En su intervención, la funcionaria destacó la importancia de superar las limitaciones que imponen las cuotas políticas y trabajar por la paridad y los cambios sustantivos en la participación política de las mujeres que esto implica. Señaló como prioritarios las instancias de formación de mujeres para su actuación política, como el Proyecto Atenea que ONU Mujeres, el PNUD e IDEA Internacional crearon como mecanismo para medir los derechos políticos de las mujeres y las condiciones mínimas necesarias para su ejercicio real y que incluye cursos de formación para mujeres en política fortaleciendo la conciencia de género . Vaeza también consideró fundamental trabajar para erradicar el ciberacoso y la violencia política contra las mujeres que pone en riesgo su participación y el ejercicio de sus funciones.  

Para Alejandra Mora Mora , Secretaria Ejecutiva de la Comisión Interamericana de la Mujer de la Organización de Estados Americanos (CIM OEA), el déficit provocado por la falta de representación de las mujeres en cargos políticos en la región demanda un modelo de Estado que sea capaz de sostener la igualdad e incluya la agenda de las mujeres. Para esta reconocida jurista “no hay democracia sin mujeres” y es necesario superar las nociones de liderazgos asociados a los símbolos y valores masculinos para abrir camino a “un nuevo pacto político que responda a las necesidades de género”. Consideró importante la participación de las mujeres y feministas en la política local y compartir buenas prácticas para lograr avances en conjunto, tal como se impulsan en el programa del CIM sobre los derechos políticos de las mujeres para la democracia.

Aportes para un Estado con agenda de género

Line Bareiro, politóloga feminista de Paraguay, consideró la importancia de tener 11 países de la región con leyes de paridad y constatar que en la mayoría de los países los mecanismos nacionales para afianzar los derechos de las mujeres avanzan en su trabajo y estrategias. “Trabajamos mucho por lograr derechos y un cuarto propio”, dijo. “Ahora es momento de tener claro que un Estado social no puede construirse sin perspectiva de género. Es fundamental fortalecer liderazgos para no retroceder y contar con elementos de interlocución en el Estado para acordar metas y políticas”.

“Estamos ante democracias limitadas”, expresó Rocío Rosero Garces, socióloga ecuatoriana. “Constatamos un vaciamiento de la política pública y es imperioso involucrarse en la disputa por un nuevo contrato social, fortalecer los mecanismos de la Mujer e impulsar pactos políticos en los que la agenda de género sea una prioridad”.

Edurne Cárdenas, Directora de Relaciones Institucionales del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina, destacó políticas que lleva adelante el gobierno en su país para afianzar la agenda de género, como la obligación de capacitar a todos y todas los funcionarios y funcionarias públicas en políticas de género y violencia de género, cumpliendo con la “Ley Micaela”, promulgada en 2019. El propio Presidente asistió a los cursos. También el gobierno actual creó el Gabinete de Género, para garantizar la transversalización, y se trabaja con el Indice Atenea, de ONU Mujeres, para fortalecer la paridad. 

Dificultades para las mujeres en la puja electoral 

Las cuestiones más debatidas tuvieron que ver con la inclusión de mujeres en las listas de candidatas y candidatos a elecciones. Mónica Bottero Tovagliare, Directora del Instituto Nacional de las Mujeres de Uruguay, señaló que nunca es suficiente la participación de mujeres candidatas en las elecciones y que el armado de las listas de candidaturas al depender muchas veces de coaliciones de partidos políticos, impide que en el juego de negociaciones se logre fortalecer las candidaturas de mujeres. Desde el gobierno se está trabajando en la creación de un Centro de Formación de Líderes Políticas, para la formación permanente de alto nivel.

Teresa Valdez, reconocida feminista chilena, socióloga y coordinadora del Observatorio de Género y Equidad  trabaja ardualmente en el proceso eleccionario de la Convención Constituyente, que tendrá lugar este año en Chile,  haciendo frente a escollos, desigualdades y abusos de poder. En las protestas sociales y políticas de 2019 en Chile, el feminismo ocupó un lugar central en las movilizaciones y existe interés en la participación de feministas en las listas de candidaturas independientes. Pero, “las resistencias a la paridad por parte de los hombres son inconmesurables”, destaca Valdez y señala que teme que pocas candidatas feministas resulten electas y que si lo son, su legitimidad sea cuestionada. 

En este sentido, Miriam Huacani Zapana, Vice-Ministra de Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional de Bolivia, advirtió que es difícil derribar barreras y evitar maniobras para no incluir a mujeres en las candidaturas partidarias. Reconoció también que las dificultades son mayores para las mujeres indígenas. 

“Tenemos un elefante en el salón”, consideró Lana Finiken, de Jamaica y co-presidenta del CoNGO LAC, al referirse a las numerosas trabas para el ingreso de las mujeres a la política. En los países caribeños alrededor del 50% de los graduados universitarios son mujeres y muchas de ellas se destacan en empresas, en el mundo académico y  proyectos de desarrollo e innovación. Pero se hace difícil que tengan interés en participar en la vida política porque no se da prioridad a la equidad de género en este ámbito ni se incentiva el liderazgo de las mujeres. Finiken, quien es una de las fundadoras del Colectivo Teatral Sistren, de Jamaica, sostiene que el trabajo por la igualdad de género y el desarrollo sustentable es clave en el Caribe. 

En México, luego de la aprobación en 2014 del marco normativo  para la paridad en el Poder Legislativo, se logró avanzar con una reforma constitucional en 2019 que establece la paridad en todas las esferas políticas, sociales y económicas. Esto ha logrado que 10500 mujeres integren las listas de candidaturas para las próximas elecciones en 2021. Patricia Uribe Zuñiga, Secretaria Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres de México (INMUJERES) destacó que también es importante actuar contra la violencia política contra las mujeres. En 2020 en México se aprobaron 8 leyes para sancionar los delitos electorales, incluyendo la violencia política. “No se va a tolerar ningún tipo de violencia política contra las mujeres. Ellas deben poder desarrollarse en la vida pública sin amenazas ni acosos ni violencias”, afirmó. 

La violencia política contra las mujeres es también un tema de preocupación en Bolivia. Claudia Peña Claros, Directora de Género del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, consideró que es fundamental fortalecer el acceso a la justicia por parte de las mujeres candidatas para hacer frente a la violencia política que surge del ejercicio masculino del poder, además de trabajar por una  política pública integral que logre cambios de raíz en los patrones culturales vigentes. 

Con mirada interseccional

Una de las demandas de las mujeres indígenas y afrodescendientes es la de lograr participación como candidatas en los procesos electorales de sus países. Para ello es necesario terminar con la invisibilización de las mujeres de estas comunidades y de su interés por alcanzar posibilidades ciertas de participación. Para Patricia Uribe Zuñiga, de INMUJERES, es fundamental trabajar con enfoque interseccional en los foros de mujeres, alentando la participación política y escuchando y elaborando propuestas con el fin de abrir espacios en la vida pública para las militantes políticas y candidatas de estas comunidades. 

La sesión virtual contó con la moderación de Mabel  Bianco, co-presidenta del CoNGO LAC, y de activistas jóvenes que colaboraron en esta tarea: Cecilia García Rey (CLADEM), Gelga Gainer (ECMIA) y Valeria Vázquez (RedLAC).